DUELER, el placer de viajar donde nadie ha ido